CONTINÚA
TU VIAJE
PALABRAS
RELATOS
PREGUNTAS
ACCIONES
MOMENTOS
Colaborar con Dios en sus detalles

¿Qué nos corresponde? Nosotros no podemos salvar el mundo, sólo Dios. Pero sí podemos colaborar. ¿Qué es colaborar?

Convertir lo que parece extraño e insignificante en un pedazo de cielo. Las cosas, son cosas, pero se pueden transformar si le damos sentido en esas huellas de Dios que el hombre necesita.

 

Nada tiene un valor especial por sí mismo. Es lo que nosotros queramos hacer de él. Lo que cada uno sea capaz de transformar, su capacidad para mirar al mundo de forma diferente. El dinero, es dinero, y dependiendo de cómo se use, se puede transformar en un signo de Dios para otros. Nuestros estudios, para qué. Nuestra inteligencia, el tiempo, el esfuerzo. ¿A qué se dedican?

Y también la propia vida. Tiene un valor sí misma, es cierto. Pero con eso no basta. ¿Qué hacer? ¿Cómo convertirla en signo de la presencia de Dios? Algo que llame la atención de los demás, que sea significativo y se pueda ver. No algo que se esconda, que viva como cristiano en la sacristía o en la Iglesia, donde todo habla de Dios. Si el hombre moderno no se acerca a escuchar, si no quiere abrir los ojos, al menos intentar que se quede deslumbrado por la presencia del Dios de los hombres, del Señor de la vida.

Todo puede convertirse en "parte del cielo", pero también en "nada más que tierra y barro" que se forma y pronto se rompe. El tiempo con los amigos, el descanso, la conversación especial que se produce cuando todos hablan desde el corazón.

Dios mira el corazón, no las apariencias

para no quedarse en palabras

Una acción vocacional, descubriendo el misterio que llevamos y nuestra propia vocación: transformar una realidad, de esas que son comunes y vulgares, y convertirla en signo de Dios para otros.

Comentarios
Serás tú?

Sin comentario todavía

La vida es para vivirla, y es encarnando nuestros sueños, haciéndolos realidad donde descubrimos a Dios. Es en la realidad donde lo encontramos y nos dejamos encontrar. Es en la acción, y por eso nuestra pequeña sección de tareas vocacionales.