Acciones: Des-idolatrar
 

 

El caso es que un antiguo amigo mío decía que el jardín de al lado siempre nos parece más verde, y es verdad.
Todavía soy joven, no llego a los cuarenta, pero ya han caído casi todas las personas que admiraba ciegamente y que creía cuasi perfectas, como si fueran dioses. Es la caída de los ídolos, como decía Nietzsche en el título de una de sus grandes obras. El único que queda en pie es el que no es un ídolo, sino que es real, humano, de carne y hueso, que se abajó para hacerse como nosotros y asumió nuestra debilidad. Ese que decía: "Soy el camino, la verdad y la vida."

para no quedarse en palabras
¿Qué ídolos ocupan tu corazón?
PP. Escolapios -EPV