Acciones: Prescindir de lo superfluo

No nos gusta decirlo, pero todos vivimos acompañados por cosas superficiales que pueden convertirnos en lo que ellas son. En tiempos difíciles o cuando no tenemos oportunidad porque vivimos de algo mayor, las dejamos sin casi recordarlas. ¿Por qué no prescindir de ellas?

Hacer castillos de naipes es fácil. Requiere paciencia y buen pulso. Nada más que eso prácticamente. Saber colocar las cartas y algo de visión. Todo está en función de su fragilidad.

seguir >>>

 

 

para no quedarse en palabras

¿Qué es "lo superfluo" en tu vida? ¿Arriesgarías a prescindir de ello durante esta semana? ¿Renunciar a un tiempo de música, de televisión, de ordenador, de "tiempo perdido"?

PP. Escolapios -EPV