CONTINÚA
TU VIAJE
PALABRAS
Fidelidad
Debilidad
Fidelidad
RELATOS
El buen combate de la fe
El amor es...
Reconciliando el mundo consigo
PREGUNTAS
¿Buscar refugio?
¿De dónde viene y a dónde va?
¿Vértigo ante mi futuro?
ACCIONES
Sentir el vértigo de la vida
Vivir contracorriente...
MOMENTOS
Crisis personal
Mirando al mundo
combate
 

Sí, combate. Sí, lucha. Sí, esfuezo. Sí. Ojalá pudiéramos hablar de lo contrario, pero hay que luchar. Cualquier persona tiene que luchar por aquello que quiere, se tiene que esforzar por conseguir y realizar su sueno.

Sí, combate. Sí, lucha. Sí, esfuezo. Sí. Ojalá pudiéramos hablar de lo contrario, pero hay que luchar. Cualquier persona tiene que luchar por aquello que quiere, se tiene que esforzar por conseguir y realizar su sueno.

Entendemos que el combate tiene muchos rostros, que el enemigo no está siempre fuera. No es sólo luchar contracorriente. Más de una vez nos daremos cuenta de que somos nosotros mismos quienes ponemos trabas a nuestros suenos, a nuestra vocación. Más de una vez tendremos que luchar contra nuestra propia "pereza", contra el "miedo", contra la falta de "valentía", contra la indiferencia, contra la comodidad.

Son muchos los enemigos. ?Cuáles son los más importantes para la vocación? Calasanz decía que dos: la falta de conocimiento propio, de quienes se creen que ya han terminado de crecer; y alejarse de los pequenos, con lo que eso conlleva, alejarse del lugar donde hemos descubierto a Dios.

Por lo tanto, para luchar es imprescindible recordar quiénes somos, a la luz del Amor de Dios, y permanecer cerca del lugar donde encontramos esa Vida.

para no quedarse en palabras
Seguro que puedes pensar en algo que te da "guerra", de esas cosas que decimos habitualmente que "nos hacen caer". Realmente todos conocemos unas cuantas, ojalá fuera sólo una. Pues bien, selecciona una y siéntate delante de un cuaderno o una hoja a escribir: ¿Cuándo aparece? ¿De qué se sirve para "hacerme daño"? ¿Cuáles son las consecuencias alrededor de mí y en mí? Pero no te quedes en pequeñas cosas: si no puedes contra todo, divide y vencerás. Busca una estrategia en contra.
Tarde o temprano necesitas las palabras para saber qué ocurre en tu vida. Y no da igual cómo lo digas.