CONTINÚA
TU VIAJE
PALABRAS
Confianza
RELATOS
¿Me amas...?
Liberados de Egipto
PREGUNTAS
¿A dónde vas?
ACCIONES
Buenas palabras
MOMENTOS
Mirando nuestro mundo
Programar el nuevo curso
esperanza

Dos formas de esperar: caminar y estar sentado. Dos formas de entender la vida: la de quién dibuja su existencia y la de quien deja que pinten sus líneas. Dos formas de mirar al futuro y al presente. Y más...

Las personas estamos lanzadas hacia el futuro. Hoy viajamos con el futuro en nuestros bolsillos, en forma de agenda de papel o PDA, da igual; en nuestros lugares habituales suele existir un calendario donde anotar, si es necesario, lo que sucederá. O al menos eso creemos. Vivimos pensando en el futuro porque el futuro, nos espera.

Pero la esperanza cristiana no funciona con proyectos de minutos y horas, o tareas. No se basa en las actividades. Tampoco es idílica o ensonadora, sin más. No somos nosotros quienes apuntamos, sino que es Dios quien nos ha prometido que Él estará y no nos dejará.

Ya sabemos que no todo lo que apuntamos en las agendas es maravilloso, que muchas cosas son tareas urgentes o "momentos que llegarán aunque no quisiéramos". La Palabra de Dios es diferente: nos espera, y ése es nuestro gozo, nuestra alegría y nuestra fueza. Con Él todo cambiará.

para no quedarse en palabras
Todos conocemos personas que son más o menos pesimistas, que andan criticando. Habitualmente, lo mejor sería separarse de ellos, y no escuchar. Pero si estamos llamados a poner esperanza en nuestro mundo, ¿por qué no ofrecer una visión diferente del mundo? Te invitamos a que pongas una palabra de ánimo, de unidad, de esperanza allí donde vives.
Tarde o temprano necesitas las palabras para saber qué ocurre en tu vida. Y no da igual cómo lo digas.