Palabras: Defensa

 

Pero esta "defensa" nos juega también malas pasadas. No pocas veces también nos han educado para defendernos como actitud que nos imposibilita descubrir nuevos mundos, nuevos campos y nuestra propia felicidad. Uso aquí la palabra con un cierto parecido a la "desconfianza" en la vida cotidiana, ante aquello que nos espera e incluso frente a personas que en principio nos parecerían muy interesantes. Y llevándolo al extremo, como cristianos "culturales" y "sociológicos" nos sucede con Dios igualmente.

seguir>>>

 

para no quedarse en palabras

¿De qué te defiendes?

PP. Escolapios -EPV