CONTINÚA
TU VIAJE
PALABRAS
RELATOS
PREGUNTAS
ACCIONES
Proyecto personal
Hacer memoria
Buscar acompañante
MOMENTOS
Toca decidir qué hacer
¿Crecer?

Síndrome de Peter Pan: el miedo a crecer. Paradojas de nuestro mundo. Mientras los jóvenes "dejan de asumir responsabilidades", o al menos las posponen, comprobamos que cada vez con más antelación "juegan a ser mayores o a parecerlo". ¿Qué es crecer? ¿Es cuestión de apariencias?

Parece una simulación, una especie de juego en el que soy y no soy. No crecer tiene muchas ventajas cómodas y fáciles, pero deriva en el infantilismo, la continua dependencia, la pérdida del mundo personal, el riesgo de las rabietas. Pero tiene muchas ventajas. Y no pocas veces se imponen. Crecer, sin embargo, conlleva esas limitaciones que el mundo considera atentados frente a la libertad: se llaman responsabilidades, coherencias, implicaciones.

"La persona crece con el tiempo"; "Se va madurando, casi sin querer". Frases similares se escuchan habitualmente. En las calles, y en las casas. Algunas veces con tensión se dice: "A ver si creces de una vez", o "Pareces un crío caprichoso". Son instantes en los que se pierde la cordura de las situaciones y vence la impotencia. Frente a lo que da el tiempo, existe otra forma de crecer que es "querer crecer". Y si es cuestión de "querer" es cuestión igualmente de "amor". Se crece por amor. Pero no todos los amores hacen crecer.

Hay amores que matan, y otros que hacen infantiles. Pero también hay pasiones que empujan la persona hacia lo mejor. Anhelar ese amor y desearlo, ¿de dónde nace? Quien confía su tiempo a lo que suceda, recibirá "cualquier cosa que pase". Y quien no quiere cualquier cosa, tiene que buscarse la vida y aprender. Esto es querer crecer, aquí está la diferencia. Unos ven la vida pasar, otros se comen la vida escudriñando dentro de ella lo mejor que pueda darles.

para no quedarse en palabras

¿En qué tienes que crecer? ¿Y cómo?

Comentarios
¿Serás tú?

Todavía no ha sido comentada. Te esperamos.