CONTINÚA
TU VIAJE
PALABRAS
RELATOS
PREGUNTAS
ACCIONES
Proyecto personal
Hacer memoria
Buscar acompañante
MOMENTOS
Toca decidir qué hacer
¿Empezar de nuevo?

¿Cómo comenzar de nuevo algo cuando ya he dado mis primeros pasos? ¿Cómo dejar la puerta abierta para que Dios me sorprenda con nuevas cosas cuando quiero tener todo tan controlado? ¿Cómo airear mi cabeza, mis sentimientos, mis costumbres? ¿Cómo nacer de nuevo? ¿Volver al principio? ¿Borrón y cuenta nueva? ¿Partir de cero?

Ni eres el primero, ni serás el último. Da dolores de cabeza, no se sabe por dónde empezar. Me acostumbré a... Siempre lo hice de este modo... Antes me decían que era así, y ahora vienes a cambiarlo todo... Creía que...

Encontrarse en esta situación, empezando de nuevo, es una gran pregunta. ¿Para qué todo lo anterior? Y siempre cabe protestar: ¿Por qué tengo que ser yo quien dé estos primeros pasos y no otro? ¿No hay nadie más que quiera y soy el más pardillo de todos? Pero es un privilegio. En medio de la tempestad se abre, con calma, la tranquilidad. Ahora lo vemos todo más claro. Lo que siento y estoy viviendo no es porque "sea el único", sino porque "soy único para Dios". Una manera diferente de ver las cosas, y todo cambia. Desaparece el miedo primero, con sus quejas, y se inicia la gran aventura. Sí, es tu vocación. ¡Cómo no empezar de nuevo!

¿Cuánta gente conoces que haya cambiado de estudios? ¿Cuántos conoces a quienes le ha cambiado la vida en algún momento? ¿Qué personas sabes que están planteándose esta pregunta? ¿Qué crees que sienten? ¿Crees que fueron libres? ¿En quiénes reconoces "la libertad" de elegir? ¿Quiénes fueron "aplastados" por los miedos sin hacer nada?

¿Por qué toca "empezar de nuevo"? Sencillamente has descubierto algo que antes desconocías, y que es más grande que todo lo que creías poseer. Nada vale tanto, nada es comparable, nada es igual. Sabes que esto es lo mejor, sabes que no ha sido un sueño, no es una ilusión, ni una quimera. Sabes que te juegas la vida, y que con la vida no se juega.

para no quedarse en palabras

¿Qué te paraliza? ¿Qué te empuja? Si enfrentas las dos respuestas, piensa, no ahora, sino en cómo serás dentro de 10 años. ¿Qué te gustaría encontrarte cuando haya pasado la tempestad?

Comentarios
¿Serás tú?

Todavía no ha sido comentada. Te esperamos.