Preguntas: ¿No me gusta?

Crecidos en un mundo de golosinas y de algodones en el que hemos aprendido, instintivamente, a preguntarnos si las cosas nos gustan o no. Es decir, si van con nosotros y se ajustan a nuestro paladar, o por el contrario nos disgustan, provocan "sin sabores", o "disgustos". Una generación preparada para decir que "no" con rotundidad, para cerrar su estómago aunque eso suponga estar pasando "hambre" (mejor utilizar otra palabra). Somos "norma" del gusto y de lo bueno.

seguir >>>

 

 

¿Te ves reflejado en esta generación? ¿Cuál será el camino para descubrir otra voluntad?

PP. Escolapios -EPV