CONTINÚA
TU VIAJE
PALABRAS
RELATOS
PREGUNTAS
ACCIONES
Proyecto personal
Hacer memoria
Buscar acompañante
MOMENTOS
Toca decidir qué hacer
¿Por qué siempre estás ahí?

Siempre estás ahí. Siempre me esperas. Siempre me encuentras. Siempre me aguardas. Siempre.

Para todos aquellos que han descubierto que Dios está en sus vidas, y les ha reservado un lugar especial en el día a día. Para todos aquellos que han aprendido la lengua que Dios habla y conocen la gramática del amor de Padre. Para quienes reconocen, entre los hombres, el rostro del Hijo, muchas veces desfigurado.

Para todos ellos, esta pregunta: Por qué.

Por qué estás ahí presente. Por qué tanta insistencia. Por qué no en otros lugares, en otras circunstancias. Por qué. Y qué quieres decirme con tu constancia.

Es la experiencia de quien no encuentra a Dios en la Palabra, sino en una Palabra en concreto. Es como si se hubiera encarnado para Él, dedicada. No se puede ver reflejado en todo, sino en esto. Es la experiencia de quien se siente feliz, se siente cómodo, se encuentra lleno de alegría cuando está haciendo algo... pero luego toca volver a otras cosas.

Quien ha vivido esto, es un privilegiado. Ha superado a aquellos que hacen las cosas por cumplir y porque toca; ha alcanzado algo más, tiene algo a lo que agarrarse. Es un guiño de Dios para él.

Y continuamos con las preguntas, que nacen naturalmente. ¿Es el inicio de mi vocación? ¿Será que Dios me quiere aquí siempre?

 

para no quedarse en palabras

¿Dónde has descubierto a Dios en tu vida? ¿No será que Dios quiere que tú siguas construyendo el mundo a su imagen? ¿Si le encuentras entre los niños, no será que te espera entre ellos? ¿Si lo descubres entre las personas, no será que quiere para ti que te dediques a ellas de forma especial?

Comentarios
¿Serás tú?

Todavía no ha sido comentada. Te esperamos.