CONTINÚA
TU VIAJE
PALABRAS
RELATOS
PREGUNTAS
ACCIONES
Proyecto personal
Hacer memoria
Buscar acompañante
MOMENTOS
Toca decidir qué hacer
¿Ventanas, para mirar qué?

¿Cómo es tu ventana? Mira a la calle o hacia el interior. Abierta al mundo o encerrada en él. ¿Un objeto de consumo? Sirve para que entre luz, simplemente. Pero no te asomas a ella. ¿Te oculta o muestra? Con fuertes cortinas, que te separan.

Ventanas, ¿para qué? Lugares abiertos al mundo, dispuestos a contar qué sucede en él. Internet, periódicos, televisión... todo está hecho para que mires.

Mirar como consumidores, mirar como parte de la realidad, mirar e intentar salir al encuentro del otro. ¿Qué escoger, dónde ocultarme? La sociedad de la imagen, en la que se multiplican los fotogramas de las películas, en la que internet provoca que vayamos de un sitio a otro abriendo y cerrando sin detenernos demasiado. ¿Ventanas, para qué?

Sociedad de la información, de la acumulación de datos, de las estadísticas variables y múltiples. Sobre los tornillos que se producen y se consumen, sobre las veces que una persona habla con sus amigos al cabo del mes y sobre qué temas trata. Y también del desconocimiento. ¿Ventanas, para qué?

Espectadores o partícipes. ¿Conocer me lleva a algo? ¿Qué provoca? Una ventana, que es la Palabra, abierta hacia el corazón de Dios. La vida del Hijo, como un hombre que pasea por la calle, ¿nos convierte en espectadores? ¿En qué se convierte la persona cuando puede conocer cuántas veces se dice "amén" en la Palabra, si desconoce lo supone realmente decirle a Dios, con valentía, "Aquí estoy Señor para hacer tu voluntad? Una ventana, nada más que una ventana. Una invitación a mirar, y a dejar la habitación y la vida para salir al encuentro, para vivir, para soñar.

para no quedarse en palabras

¿De qué es metáfora tu ventana? ¿Cuál es tu ventana preferida para mirar el mundo? ¿Qué papel juega la Palabra en tu vida?

Comentarios
¿Serás tú?

Todavía no ha sido comentada. Te esperamos.