Relatos: "Os daré un corazón nuevo"

Ezequiel escucha la Palabra de Dios. "Arrancaré el corazón de piedra y les daré un corazón de carne. Infundiré en ellos mi espíritu..." Y no se la guarda para él. Sabe que detrás de su misión profética, está Dios mismo susurrando. Sólo a Él se le podía ocurrir esta idea genial. Un trasplante de corazón hace más de 2500 años.

El corazón paralizado de los hombres, agarrado a sí mismo y endurecido por el miedo, no les dice nada del sufrimiento de los demás.

seguir >>>

 

 

 

 

para no quedarse en palabras

¿Cuál es la promesa de Dios para ti? ¿Un corazón nuevo, una vida nueva, el Evangelio vivido, querido, deseado, llevado a todas partes contigo?

PP. Escolapios -EPV