CONTINÚA
TU VIAJE
PALABRAS
RELATOS
PREGUNTAS
ACCIONES
MOMENTOS
Permaneced en mi amor

Juan, Andrés, Pedro, Santiago, Judas... sentados a la mesa. El maestro con ellos, en su compañía y acompañándolos. Todos unidos. Recién terminado el banquete, llevado hasta el extremo el amor de aquel que se agachó para lavarles los pies, y que les ha conducido, movido, llevado, guiado por aquí y por allá. .

Os he amado. Y amáos como yo lo he hecho. Y no sólo eso. Permaneced en mi amor, porque en el mundo hay muchos amores...

Se adelanta Jesús en una experiencia que hemos tenido. Nos hemos sentido amados cuando hacíamos cosas grandes, en los momentos especiales y únicos. Pero nos llama a permanecer en su amor. Esta es la clave para encontrar, en nuestra búsqueda, nuestro lugar en el mundo, nuestra misión, nuestra vocación, nuestro don.

Pero es difícil. Le explicamos en el silencio del día a día que es complicado permanecer sin que "nos muevan", porque vamos contracorriente. Y es cierto. Señor, nos has cambiado la vida y hemos visto que el mundo puede ser distinto, que el amor todo lo puede. Pero es difícil no moverse, permanecer en tu amor. No son pocos los momentos en los que, queriendo vivir como tú me has mostrado que puedo vivir, te encuentro lejos y no encuentro fuerzas para seguir adelante. Son muchos, lo sabes, los que apustan por otras cosas. Y me llamas a ser diferente. Permanecer en tu amor es tan diferente a lo que escucho, a lo que veo, a lo que estoy acostumbrado.

Permanecer en tu amor. Estar contracorriente. En medio de un gran río, como nuestra sociedad, intentando no "moverse", y permanecer allí donde encontró vida. Pero no es posible hacerlo solo, hay que buscar apoyo. Algo que nos sujete fuerte, algo que impida que la corriente nos lleve. Hay que poner los medios necesarios. Grandes medios, porque es difícil.

Y el gran medio es tu amor. No otros. Tu amor.

para no quedarse en palabras

Permanece en el amor de Dios quien supera la primera prueba, quien mantiene en su interior el momento en el que Dios le quiso y no lo olvida. Quien no miente a otros, callándose sobre lo que ha sucedido en su vida. Quien aprende a convivir con otros, sin negar lo que ha pasado. Quien apuesta por el verdadero amor, y aprende a distinguir entre el amor verdadero y otros caminos. Quien se arriesga valientemente. Quien usa su tiempo y lo distribuye sabiendo quién es y para quién quiere ser.

Permanece en el amor quien sabe que está "contracorriente".

Comentarios
¿Serás tú?

Sin comentarios todavía.

La Palabra, que presentamos en forma de relatos, ilumina el corazón del hombre. Experiencias en las que Dios se encuentra con la persona, en singular, y la llama por su nombre..