Relatos: Tú, sígueme

Existen muchas palabras elegantes y vitales dentro del Evangelio. Todas ellas producen un impacto especial en nuestra vida. Unas porque nos reclaman especial cuidado con los otros, otras porque nos dan la pista de un cierto "olvido de sí mismo", otras porque nos descubren y alimentan una visión de Dios próximo, parternal y cercano. En algunos relatos, la llamada está tan clara, es tan evidente, que darle demasiadas vueltas es retorcido.

seguir >>>

   
para no quedarse en palabras

¿Cómo recibes estas palabras? ¿En qué te sientes interpelado?

PP. Escolapios -EPV