Relatos: Grita, ¡ven!

El final del libro del Apocalipsis es muy iluminador: "Yo, Jesús, he enviado mi ángel para dar testimonio de estas cosas a las iglesias". Un ángel, que provoca en la comunidad el deseo de encontrarse cerca de Dios, de gritar "ven". Porque la humanidad ha comenzado a vibrar con un Dios encarnado y cercano, con un Dios que habla de los imposibles de la humanidad y se hace cargo de lo que esto significa. Y quien recibe esta palabra, grita también: "Ven"

seguir >>>

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
para no quedarse en palabras

¿Cómo crees que Dios escribe tu nombre en su libro? ¿Cuál crees que es tu nombre para Dios: sólo eso, un nombre? ¿Una misión, un nuevo camino, alguien decidido?

PP. Escolapios -EPV